¿Dónde ubicar mi establecimiento según mi mercado?

Ya hemos visto que son muchos y variados los factores territoriales que pueden jugar a favor o en contra de nuestro negocio, durante este capítulo, veremos como agregar el factor mercado a nuestra búsqueda de ubicación.

Algo que cualquier negocio necesita para funcionar indiscutiblemente son los clientes, es por esto que una gran parte de los esfuerzos de una empresa se concentran en la comercialización de los productos o servicios, lo que le da una importancia especial a encontrar una posición geográfica que nos permita un fácil acceso al mercado objetivo.

Tal vez ya conocemos de nuestro cliente potencial, ¿quién es?, ¿qué hace?, ¿qué necesita? o ¿cómo lo necesita?, pero esto no es suficiente, para elegir una buena ubicación es necesario saber si en la zona deseada se concentran personas en el rango de edad, género, nivel de estudios y capacidad de pago acorde a nuestro perfil de cliente, también será útil contar con información sociodemográfica que nos permita segmentar el perfil aún más. En algunos casos nuestro mercado objetivo es muy amplio entonces será mejor buscar un lugar con mucha afluencia de público como centros comerciales o avenidas principales o zonas donde haya un alto tráfico en determinada franja horaria, debo tener muy claro cuál es mi objetivo para poder tomar las mejores decisiones al respecto, por ejemplo si la mayor parte de mis ventas son generadas por personas que van de paso y entran a mi local será imprescindible para mí estar en una calle con alto tráfico peatonal, tener una vitrina amplia y llamativa y que sea visible desde varios flancos, así, de acuerdo a las necesidades específicas de cada negocio las condiciones ideales de ubicación varían.

La otra cara de esta moneda es la competencia, es importante conocer que tantos competidores hay en las cercanías, el que haya muchos competidores alrededor puede traer ventajas o desventajas por ejemplo mientras más hayan, más dura será la competencia y esto puede reducir los márgenes de ganancia, pero a su vez hace que la zona se convierta en un referente para esta actividad y esto atraerá más clientes.

Para lograr un buen análisis de la competencia es crucial hacer una visita de campo que permita conocer la zona a profundidad y con datos de primera mano, al evaluar nuestros competidores es muy valioso contar con información de su calidad, precios, tiempos de entrega, formas de pago y políticas de fidelización de clientes, entre otros, pues de esta manera podremos afinar nuestras estrategias de mercadeo.

Si desea realizar un análisis de geomarketing especializado contáctenos.